Conócenos

Historia

Introducción

Los primeros pobladores de esta región fueron grupo seminómadas de influencia tolteca llamados tecuejes, los cuales se asentaron aproximadamente en el año 600 de Nuestra Era, resistiendo el paso de diferentes culturas, siendo la llegada de los cazcanes de origen náhuatl por el año 1200, la más cruenta por cerca de 300 años, tiempo en que se fundaron las poblaciones de Mexticacán, Ipalco, Acasico, Chimaliquín, Temacapulín, Oztotán, Tepetiltique y Toyahua, entre otras, que encontraron ya establecidas los españoles cuando arribaron por estas tierras.

Estos grupos autóctonos se alimentaban de la caza, pesca, recolección y cultivo de vegetales y construían sus viviendas en las laderas de los cerros. Elaboraban cerámica zoomorfa con tintes rojos y preparaban bebidas y pan con el fruto del mezquite. Adoraban a un dios niño y a Tezcatlipoca y ofrecían ceremonias a sus muertos.
En diciembre de 1529, Nuño de Guzmán inicia la exploración y conquista de esta zona de Jalisco y pretende llamarle “La Mayor España” pero una orden real hizo que la llamasen Nuevo Reyno de Galicia con capital en Compostela (Nayarit) en 1532. En este mismo año Cristóbal de Oñate funda una villa en plena región cazcana, con el nombre de Villa del Espíritu Santo que luego se llamó Guadalajara, lugar que hoy es Nochistlán, Zacatecas.

En 1533 se establece la Encomienda de Mexticacán, siendo el vasco Juan de Zubia el primer encomendero. Este Juan fue el que levanto la primer casa de un español en Mexticacán y Yahualica.

A consecuencia de la cruel conquista el aún cacicazgo de Mexticacán se une a la rebelión indígena, principalmente cazcana, dirigida por Guaxicar Cacique de Xuchitepec (hoy Tala y Arenal) y por Francisco Tenamaxtle de Nochistlán. Durante esta guerra, fue muy notoria la derrota infringida a Pedro de Alvarado, quien es herido precisamente en el pueblo de Acasico y en consecuencia muere en Guadalajara.

Los caxcanes fueron derrotados por el Virrey Antonio de Mendoza al frente de un numeroso ejercito de tlaxcaltecas, tarascos y españoles en 1541.

Los primeros evangelizadores de la región fueron los religiosos de la orden de San Francisco siendo Fray Miguel de Bolonia quien catequizara a los naturales que habían participado en la rebelión de Nochistlán.
El Encomendero de Juan de Zubia dura hasta el año de 1570 en que Mexticacán pasa a ser Corregimiento, siendo el primer corregidor Juan Michel.

En 1590 paso a ser Alcaldía Mayor hasta el año de 1617, siendo nombrados para el cargo de alcaldes Sancho de Rentería, Diego de Padilla y Ávila, Gaspar de la Mota, Juan de Hijar y Andrés de Venegas. Posteriormente Mexticacán volvió a ser Corregimiento dependiendo de la Alcaldía Mayor de Tlacotán y posteriormente fue el pueblo de Cuquío la cabecera de esta Alcaldía.

Una vez consumada la independencia pasó a ser cabecera de Partido perteneciente al Departamento de Teocaltiche en el 2do. Cantón con sede en Lagos.

El 16 de junio de 1823 se elabora el Plan del Estado Libre de Xalisco, en Mexticacán es Alcalde de Primera Nominación José Agustín Jáuregui.

El 23 de mayo de 1824 el Congreso presentó el Plan de división del Territorio del Estado de Jalisco. El Departamento sustituyó el término de Partido y Mexticacán pertenece al Departamento de Teocaltiche, a su vez éste al Cantón de Lagos.

Mexticacán se considera Villa por el decreto No. 561 del Congreso del Estado el 19 de abril de 1879.
A partir del Constituyente de 1917, Mexticacán forma parte como municipio en la división política del Estado de Jalisco.

En el transcurso del Siglo XX, Mexticacán sufre y disfruta de transformaciones que repercutirán en varios aspectos sociales, principalmente en el económico y político, propiciado por las características culturales del ámbito familiar y religioso.

A principios de ese siglo la vida productiva de los ranchos es un factor determinante en el comercio de la cabecera municipal. La ganadería de la hacienda de Canales, las yuntas de los ranchos de San Pantaleón, Capellanía, San José de los Ojuelos, Loreto, los Ipalcos y el Zapote proveen a Mexticacán de productos agrícolas y pecuarios en abundancia; y a cambio en el pueblo se abastecen de materiales que producen los talleres locales y de las tiendas que se surten de los almacenes de Guadalajara y San Luis Potosí.

Las familias rurales crecen y se desgranan; las herencias se distribuyen y se pulverizan los proyectos originales, los grandes ranchos se transforman en pequeñas propiedades; la Cabecera Municipal crece por la migración de los jóvenes del campo y se crean las escuelas del gobierno.

La cuestión política se determina por medio del uso del poder. La Iglesia cristiana aglutina sus grupos de acción católica y los sucesos de la Revolución Mexicana se viven con desinformación y suspenso. Un caso particular fue de Pablo Jáuregui, del Zapote, que se incorpora a la convención de Aguascalientes.

Termina el movimiento armado para iniciar otro, el clero se siente ofendido por la promulgación de la Constitución de 1917 y se inicia un episodio crudo para la vida social y familiar de Mexticacán. La incitación de ambos bandos, por un lado el alto clero hace llegar a los seglares el mandato de defender por todos los medios su influencia ante la sociedad civil y por el otro las actitudes prepotentes asumidas por los mandos federales para hacer cumplir los principios de la Constitución, genera un ambiente social triste y desgarrador, que confunde la interpretación histórica de los hechos.

Junto a estos episodios surge en Mexticacán un florecimiento de actividades culturales que le darán un realce regional. Por 1923 es avistado el primer avión por estas tierras y un año después llega el primer carro, un chevrolet que trajo el norteño Porfirio Valdivia; se escuchan los primeros radios y se instala el primer alumbrado público con un generador de petróleo.

Durante la década de los treinta existe en Mexticacán el cinematógrafo que le dio fama y abrió caminos; proliferan las sastrerías, las herrerías, los alfareros, las talabarterías, las curtidurías, las panaderías, las fábricas de cerillos, de dulces. Los domingos representaban verdaderos tianguis, que abarcaban las calles de los alrededores del templo y la plaza; venía gente de los municipios vecinos y había tiendas y almacenes bien surtidos.

Personajes históricos

Tenamaxtle. Nace en algún cacicazgo indígena de esta región, crece y se educa bajo la influencia de los frailes que evangelizaron por aquí; dirige un levantamiento indígena regional contra la crueldad ejercida en el trato que reciben los indígenas y culmina con la batalla denominada Guerra del Mixtón. Tras su sometimiento en 1541 es deportado a España donde, abandonado en las calles, es descubierto por Bartolomé de las Casas quien lo apoya para escribir lo que se conoce como “los agravios de Tenamaxtle”. Muere en la ciudad de Cádiz.

Juan de Zubia. De origen vasco es el único Encomendero que tiene el pueblo de Mexticacán de 1533 hasta 1570.

Juan Michel. Primer Corregidor en 1570.

Sancho de Rentería. El primer Alcalde de Mexticacán en 1590.

Juan Francisco Jáuregui. Originario de San Sebastián, España se asienta en Mexticacán en 1660 y de su propio peculio aporta una cantidad de dinero para que se construya el primer templo donde ahora se encuentra la iglesia parroquial.

José María González Hermosillo. Vivió desde los siete años de edad en el rancho de Loreto donde se caso con Ma. Guadalupe Jiménez Jáuregui y posteriormente se une al Cura Hidalgo en la población de Cuquío donde llega con grado de Capitán; el 14 de julio expide el Bando de “Pasaportes indultos y penas” y el 6 de julio de 1818 es fusilado junto con sus Hijos Marcos y José Inés quienes lo acompañaron en la lucha de Independencia.

J. Jesús Ríos. Insurgente que se incorporó a Miguel Hidalgo tras la noticia de la derrota sufrida por éste en la batalla del puente de Calderón.

José Agustín Jáuregui. Primer Alcalde de Mexticacán en el Nuevo Plan del Estado Libre de Jalisco en 1823.
Celestino Isordia. Hijo de Víctor Isordia y Juliana Jáuregui vecinos del rancho de Loreto y diputado dos veces al Congreso de la Unión, construye el puente de piedra en 1872 y de su propio dinero regala el primer alumbrado público por medio de faroles. Compra y vive en la casa que se conoce como “de las Aguirres”.
Pablo Jáuregui. Revolucionario nacido en el rancho del Zapote fue Presidente municipal el año de 1887 y posteriormente participa en la Convención de Aguascalientes dispuesto a combatir a Huerta.

Manuel González. Sacerdote de contrastes que influyó dinámicamente en la población desde 1886 hasta 1919 al darle empuje a la celebración de las fiestas de San Nicolás de Tolentino y coloca al Corazón de Jesús en una imagen.

Marcos Yañez. Presidente municipal en 1910 quien construye una columna en honor a Miguel Hidalgo en el Jardín para conmemorar el centenario de la Independencia.

Aniceto Lomelí. Licenciado y político fue Diputado y más tarde Gobernador del Estado de Aguascalientes por el año de 1912.

Sara Jáuregui. Educadora hija de Jesús Jáuregui Núñez y de Teresita Jáuregui, nacida en 1890 y falleció a la edad de 105 años.

Genaro Cornejo. Defensor del Gobierno Constitucional.

Jesús Cordero Mendoza. Diputado hijo de Victoriano Cordero y Francisca Mendoza; estudió en el Seminario de Guadalajara donde entablo amistad con el joven Jesús González Gallo que posteriormente fue Gobernador del estado y nombró a Jesús Cordero Jefe de ayudantes. Por sus gestiones Mexticacán contó con los servicios de carretera, luz, agua, presa y drenaje.

Genaro Jáuregui. Nace el 1 de enero de 1899 y se le considera el precursor de los paleteros de Mexticacán; fue un joven y señor de ideas emprendedoras pues ya en 1923 pone en funcionamiento el primer generador de energía eléctrica para el servicio público; en su casa se escuchó por primera vez la radio; fue diputado suplente de Jesús González Gallo, entre otras cosas útiles y ocurrencias interesantes. En 1936 se da cuenta de una paletería retenida en Veracruz por lo que convence a su compadre Tilde Ríos para comprarla e inicia así la historia de las paletas en Mexticacán.

Modesto Mendoza. Presidente Municipal de Mexticacán y promotor de la Feria Invernal de la Paleta a partir de 1960 en que se realiza la primera. Remodeló el Jardín iniciando con el estilo modernista europeo que actualmente lo caracteriza.

José Estrella. Vicario que vino a Mexticacán en 1971; trascendió por su conducta y mensaje hacía los niños; revoluciono el catecismo y humanizó las prácticas rituales de la Iglesia.

Costumbres

La banda los domingos. Escuchar la Banda de música que toca en el kiosco de la plaza municipal.

Platicar en la puerta de la casa. Sentarse en el batiente de la puerta y en sillas bajitas a platicar y saludar a la gente que pasa; por lo general en las tardes cuando el sol baja.

Llevar serenata. Llevar música en vivo al balcón de la amada, principalmente con un trío de trovadores que se hacen acompañar de los acordes de la guitarra.

Ir a misa. Los domingos por costumbre, devoción o tradición, las personas, principalmente señoras y jovencitas, que siempre lucen hermosas ese día, acuden masivamente a misa.

Los velorios. Acompañar a los dolientes durante una noche y un día a velar a su difunto, durante ese tiempo se invita una canela con “piquete”, cigarrillos y un café caliente.

Vacunar y herrar. Los rancheros pudientes, cada año, con el motivo de vacunar contra enfermedades a su ganado y para marcarlos con su fierro, realizan una verdadera pachanga con birria, cerveza y música.

Bodas y onomásticos especiales. Toda fiesta para el mexicano es un ritual. Se festeja tirando la casa por la ventana, mostrando una algarabía propia de este país. Así es en Mexticacán, se festejan acontecimientos, fechas, bodas y se instauran nuevos órdenes que sólo tienen valía durante el día de la fiesta. La alegría irrumpe y toda la familia y amigos se entregan al entusiasmo y a la explosión que no volverá hasta la próxima celebración.

Botanas con los hijos ausentes. Por el mero motivo del encuentro se organizan grandes pachangas donde se degustan los principales antojos como la birria y las carnitas.

Pedir la novia. Por lo general el padre del pretendiente se hace acompañar de una persona con “solvencia moral” y una botella de vino o tequila suponiendo el gusto de su futuro consuegro. Cuando la cosa se ve difícil el acompañante es el sacerdote.

Personajes relevantes

Porfirio Martínez. Pintor de retablos del Corazón de Jesús nacido el 15 de septiembre de 1860 y fallecido en 1932; fue hijo del también pintor Isidro Martínez creador del cuadro de San Francisco que se encuentra en el templo parroquial. De las obras relevantes de Porfirio aun perdura el “San Jerónimo”, propiedad de Chuy de Mila.

Cruz Yañez. Poeta, hijo del matrimonio de Aurelio y Catalina Jáuregui se graduó como abogado en 1923, tiempo en que la muerte lo sorprendió en un accidente automovilístico a la edad de 28 años.

Toño Yañez. Hermano del poeta Cruz Yañez, fue un destacado músico y director de orquesta.
Jesús García Martínez. Reconocido educador de varias generaciones.

Ma. del Socorro Sandoval. Hija del matrimonio de Lamberto y Manuela Jáuregui; fue Directora y maestra de la primaria para niñas.

Higinio Serrano. Fue el “correo” en la segunda y tercer década del siglo XX; en dos días, a paso de trote realizaba el viaje Mexticacán- Guadalajara - Mexticacán llevando algún mensaje y la respuesta de otro.

Manuel Florencio Aguirre. Cantante, organista y profesor de música; autor entre otras muchas piezas musicales de “A orillas del río Verde”.

Pedro Aguirre. Director de la Banda de Mexticacán principios del siglo XX y profesor de música.

Clemente Aguirre. Músico y director de la Banda de Mexticacán.

José González. Fotógrafo y escribano, hijo de Santos González; fue trascendente su “Foto - estudio Iris” donde retrato a toda la gente de Mexticacán. Las fotografías que existen de él nos hablan de un artista preocupado por la forma, es decir, van más allá de la clásica fotografía de estudio. Puede notarse un trabajo de luz, de composición y atmósfera bien logrado que resaltan de un ojo educado y sensible, un ojo creador.

Casiano Pérez. Emprendedor sastre y sensible profesor de música, creó una banda en Temacapulín y fue Director de una de las Bandas de música más grandes que han existido en Mexticacán.

Macario Ramírez. Hijo mayor de Albino y María de Jesús Aguirre, que nació el 10 de marzo de 1900, causa alta en el ejercito en 1915 y se casa con Consuelo Bañuelos de Zacatecas. En segundas nupcias se casa con María Luisa López en el año de 1928. Dejó el ejercito con grado de Teniente en 1929 y vuelve a Mexticacán a entregarse altruístamente a la enseñanza de la música. Fue un compositor prolifero y excelente arreglista.

Murió el 3 de abril de 1964 y es el único mexticacanense al que se le han presentado honores patrios en su funeral.

Rosalío Ramírez. Hermano de Macario nace en 1923 y se vuelve compositor de temas de películas del cine mexicano en la llamada “Época de Oro”, llegando a musicalizar alrededor de doscientas apoyándose siempre en los arreglos de su hermano. Rosalío estudia con algunos de los mejores músicos de la época: Ramón Sarratos, José Rolón y Manuel M. Ponce. Fallece en 1973.

Don Cuco Mendoza. Boticario.

Arnulfo Padilla. Entusiasta historiador y cronista natural de Mexticacán. Nace el 15 de agosto de 1897 de la familia formada por Pío y Antonina Sandoval; su principal oficio que practico con perseverancia fue el de zapatero y nunca dejó de recopilar datos sobre el pasado de Mexticacán. Fallece el 3 de agosto de 1992.
Benjamín Rodríguez. Vendedor de ataúdes y músico, aun se recuerda el conjunto que formó con sus hijos para amenizar reuniones familiares.

Wilebalda Rodríguez. Educadora.

Genaro Cornejo Cornejo. Diputado, universitario y pensador que ha trasmitido su apoyo al paisano que desea sobresalir, principalmente por el camino del pensamiento y las ideas.

Juan López Jiménez. Ilustre Cronista de la ciudad de Guadalajara, hijo de José María y Macaria, quien fuera una querida sobrina de Sarita Jáuregui.

Chuy de Mila. Nace el 20 de abril de 1912; famoso por su capacidad de memoria para recitar y rezar en los funerales y romerías tradicionales todos los rezos habidos y por haber, sin descuidar jaculatoria o novena alguna. Tiene en su casa un acervo interesante de imágenes, pinturas y objetos antiguos que con entusiasmo presume y muestra a sus visitantes.

Plutarco Lomelí Padilla. Poeta.

Jesús Mejía. Poeta y escritor.

Juan Manuel García Islas. Futbolista, excelente portero y entusiasta promotor de la práctica del deporte en los jóvenes y niños; es nieto del profesor Jesús García Martínez.

Personajes típicos contemporáneos

Pablo Lozano. El Caruso audaz participantes de charlotadas frente a las vaquillas en la plaza de toros.
Pancho el Chaquira. Pilar de las convivencias de los hijos ausentes y excelente cocinero en lo que respecta a botanas. Legendario futbolista y narrador incansable.

Ramón Ponce El Bonito. Suspicaz y atinado filósofo de lo cotidiano, sus refranes y dichos blancos encajan perfectamente a quienes son dirigidos.

Mon de Chequela. Ramón conocido por todo el pueblo y eterno acompañante de la cenaduría de las Armas y de la lonchería de Jovita.

El Chato. Vendedor incansable del “taco dorado” por todas las calles.

Arenaza. Inseparable comentarista y animador de los partidos de beis-bol.

CURP Actas diversas Servicio Nacional de Empleo Denuncia Ciudadana INFOMEX ¿Vas de Viaje? DIF Jalisco Congreso del Estado de Jalisco ¿Vas de Viaje?

Dif Municipal